Calle Pío XII, 4 - 1º · 12580 Benicarló (Castellón) · Tel.: 964 47 14 62 · Fax: 964 47 14 66 · Email: info@febrerasesores.com
Blog
Actualidad y noticias

Competencia desleal por parte de los trabajadores

Competencia desleal por parte de los trabajadores

La competencia desleal por parte de los trabajadores es una cuestión que preocupa a muchas empresas. Por eso, hay empresas que firman un pacto de no competencia. Hasta ahora no se tenía clara cuál era la jurisdicción competente ante un caso de competencia desleal, pero una sentencia del Tribunal Supremo lo ha esclarecido.

Para proteger la información más sensible de una empresa cabe que ésta firme con sus trabajadores un pacto de no competencia una vez finalizado el contrato de trabajo. La regulación viene determinada en el artículo 21 del Estatuto de los Trabajadores, cuyo aspecto a destacar es que no podrá tener una duración superior a dos años para los técnicos y de seis meses para los demás trabajadores y sólo será válido si se cumplen los siguientes requisitos:

  1. Que el empresario tenga un efectivo interés industrial o comercial en ello.
  2. Que se satisfaga al trabajador una compensación económica adecuada.

Aun así, tanto si se ha firmado un pacto de no competencia cumpliendo estos requisitos, cómo si no se ha firmado, siempre cabe reclamación, interpuesta por la empresa, de indemnización de daños y perjuicios derivados de un posible ejercicio de competencia desleal por parte del trabajador.

Hasta que se ha pronunciado la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, se cuestionaba dónde había de dirigirse y ser resuelta la demanda. Ahora tras la citada Sentenciaha quedado resuelta tal controversia, y dicha cuestión le puede pertenecer a la jurisdicción social.

La sentencia se dictaminó tras un recurso de casación para la unificación de doctrina motivado por los siguientes hechos:

  • Dos trabajadores, constituyeron una mercantil, cuya actividad era la misma que la de la empresa dónde estaban en ese momento prestando servicios. Una vez ambos causaron baja voluntaria, iniciaron la actividad de la nueva mercantil.
  • Ambos trabajadores firmaron un código de conducta comprometiéndose a "tratar de forma confidencial ante terceros toda la información que maneje […] El empleado no podrá dedicarse a trabajos de la misma actividad que impliquen competencia a la empresa. No utilizar los proveedores con fines propios salvo autorización de la dirección." Pero no suscribieron pacto de no competencia post contractual.
  • Estos dos trabajadores se pusieron en contacto con proveedores y clientes de la mercantil dónde prestaban servicios anteriormente, con el objeto de formalizar y ofertar productos similares a los que ésta tenía en el mercado.
  • Se presentó demanda de cantidad ante los juzgados de lo social de Madrid contra estos dos antiguos trabajadores para reclamar los daños se estaban ocasionando.
  • El juzgado de lo Social y la Sala de lo Social el Tribunal Superior de Justicia de Madrid habían dictaminado que era el orden civil de la jurisdicción era el competente para la resolución de este caso por exigir unas obligaciones inexistentes desde el punto de vista laboral.

Existía previamente a estos hechos, una sentencia de la de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Santa Cruz de Tenerife, por una demanda interpuesta por una empresa contra un trabajador para reclamarle una indemnización por los daños y perjuicios causados por competencia desleal. Por sentencia de un juzgado de lo social se declaró procedente el despido del codemandado, teniéndose por probada la competencia desleal. La sala de suplicación confirmó la estimación de la demanda, considerando que el trabajador incurrió en competencia desleal, declarando seguidamente la competencia de la jurisdicción social.

Por tanto, era evidente la existencia de contradicción a la hora de saber a qué orden de la jurisdicción dirigiste ante un caso de competencia desleal, que ante la concurrencia de unos hechos sustancialmente iguales, de pretensiones y fundamentos idénticos que han dado lugar, sin embargo, a pronunciamientos diferentes.

Para el dictamen de la sentencia se ha tenido en cuenta el artículo 2.a) Ley Reguladora de la Jurisdicción Social que redacta que el orden jurisdiccional social conocerá de las cuestiones litigiosas que se promuevan entre empresarios y trabajadores como consecuencia del contrato de trabajo y del contrato de puesta a disposición. Así cómo el artículo 5.d) del Estatuto de los Trabajadores dónde se contempla que los trabajadores tienen como deberes básicos no concurrir con la actividad de la empresa, en los términos fijados en esta ley. Lo que hace remitirnos al artículo 21.1 Estatuto de los Trabajadores donde se regula que no podrá efectuarse la prestación laboral de un trabajador para diversos empresarios cuando se estime concurrencia desleal o cuando se pacte la plena dedicación mediante compensación económica expresa, en los términos que al efecto se convengan.

Ahora, gracias a la referenciada Sentencia, ha quedado resuelta esta controversia, pues se ha dictaminado que la jurisdicción competente ante un caso de competencia desleal es la del orden social. Esta doctrina será un referente. Y es probable que la interposición de este tipo de demandas aumente, puesto que la jurisdicción social tiene una tramitación más ágil y unas costas más reducidas.

Si deseas ampliar esta información, no dudes en contactar con nosotros, sin compromiso alguno por tu parte. En nuestro despacho contamos con un equipo de asesores laborales titulados y con amplia experiencia en esta materia.

Artículo realizado por Sara Lladser.

Febrer Asesores es un despacho ubicado en Benicarló (Castellón) con más de 50 años de experiencia en asesoramiento integral, tanto a empresas como a particulares.

Llámanos al
964 47 14 62
O si lo prefieres
Rellena el formulario y nosotros nos pondremos en contacto contigo

Empezar ahora